Toda actividad que comienza tiene que hacer frente a numerosos trámites de carácter administrativo. En el supuesto concreto de la explotación de un centro que tenga la consideración de sanitario, estos requisitos son aún más exigentes, y suponen la realización de una serie de trámites que es preciso tener claros antes de empezar a funcionar, con el fin de que nuestra clínica, cuando arranque, tenga todas las autorizaciones y cumpla con todas las obligaciones exigidas, evitando de esta manera cualquier tipo de infracción administrativa. Los trámites administrativos y servicios de los que debemos disponer, sin perjuicio de cualquier otra obligación de tipo fiscal o laboral, son los siguientes:

Todo establecimiento de carácter sanitario precisa autorización administrativa previa a su instalación y funcionamiento. Dicha autorización precisa la realización de una memoria descriptiva, en la que consten los objetivos asistenciales, oferta de servicios, recursos humanos con los que se desarrollará la actividad, plan de equipamiento y horario de trabajo, así como lugar, fecha y firma del director técnico. 

Una vez concedido dicho número, se procede por parte de la Comunidad Autónoma a la inscripción en su registro de Centros Sanitarios. 

En caso de que se trate de un traspaso o cambio de titularidad, es preciso comunicarlo para su anotación en el citado registro. 

Es necesario aportar plano a escala de la distribución y dimensiones de las dependencias del centro, así como de la ubicación de su equipamiento o instalaciones. 

Se precisa, además, acreditar documentalmente el cumplimiento de la normativa vigente en materia de accesibilidad. 

Si en la clínica existen máquinas de RX, es necesario aportar las autorizaciones correspondientes de la Consejería competente en materia de Industria.

La puesta en funcionamiento de equipos e instalaciones de rayos X con fines de diagnóstico médico precisa la realización de una declaración administrativa, que, una vez estudiada por la Administración, dará lugar a la inscripción en el citado registro. 

Esta inscripción debe ser realizada con anterioridad a la solicitud de autorización sanitaria de instalaciones, puesto que es preciso aportarla junto al resto de documentación para la concesión de la autorización. 

Se precisa aportar organigrama del centro, con identificación de los responsables de las unidades asistenciales solicitadas, y aportar la titulación acreditativa correspondiente. 

En este sentido, cada profesional sanitario debe aportar:

 

  • Fotocopia del DNI.
  • Títulos académicos o profesionales habilitantes para el ejercicio de la profesión.
  • Inscripción en el Colegio Profesional. 
  • Seguro de responsabilidad civil. 
  • Reconocimiento de compatibilidad laboral para ejercer la actividad privada, en caso de trabajar en alguna Administración Pública, o declaración de no tener relación laboral con ninguna Administración. 

Esta autorización debe ser actualizada cuando se produzca la incorporación de un nuevo doctor. 



En caso de querer adherirse al mencionado programa, se precisa estudiar los requerimientos exigidos en cuanto a instalaciones. Una vez acreditada la existencia de instalaciones aptas para la solicitud, es preciso rellenar un formulario por cada uno de los doctores que vaya a participar en el programa. Entre la documentación que se exige aportar, es necesaria la solicitud de un certificado de delitos sexuales. 

En caso de no existir causas que den lugar a la extinción de la prestación de asistencia dental, será preciso renovar la adhesión cada cuatro años. 

Toda clínica dental trata con distintos tipos de residuos, desde los generales que pueden ser desechados en los contenedores urbanos habituales, a los residuos de carácter sanitario que requieren un adecuado tratamiento, con la necesidad de uso de contenedores específicos. Antes de comenzar la actividad es preciso contar con un sistema de gestión específico para cada tipo de residuo que se va a generar, y por ello, tener claro con quién se va a trabajar en esta cuestión tan delicada. 

Todo establecimiento con trabajadores, y con mayor responsabilidad en el supuesto de un centro de carácter sanitario, debe contar con la asistencia de un servicio de prevención de riesgos laborales, con el fin de establecer un ambiente de trabajo seguro para quienes realizan su trabajo en el centro dental.

Uso de cookies

Oya Dental Consulting utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando por la web entenderemos que está de acuerdo con la existencia de las mismas. Puede ampliar información de nuestra política de uso de cookies en nuestro apartado política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies